Enfermedades Respiratorias: Consideraciones para este Invierno

 

Cada año después de que los niños ingresan al colegio en el mes de Marzo, se desata una verdadera epidemia de resfríos comunes producidos por virus respiratorios que se contagian por vía inhalatoria o a través de contacto físico con gotitas que se autoinoculan en la vía respiratoria. Si bien es cierto, esta epidemia no produce grandes complicaciones, presenta importante morbilidad entre los niños y adultos que viven con ellos y a medida que se acerca el invierno, aparecen los temidos Virus Influenza y el Virus Respiratorio Sincicial.

El primero afecta especialmente a escolares, adolescentes y adultos; provocando fiebre alta, compromiso del estado general y síntomas respiratorios intensos. El segundo es muy frecuente en lactantes, afectando aproximadamente a un 80% de los menores de 1 año, de los cuales un 10% van a desarrollar cuadros bronquiales obstructivos y un 1% van a requerir hospitalización.

En nuestra ciudad es importante destacar también la contaminación por humo de leña como un factor agravante en las enfermedades respiratorias agudas y crónicas. A diferencia de los adultos, los niños pueden ser especialmente susceptibles a los efectos de la contaminación dado que presentan respiración más rápida, vías respiratorias más estrechas, sistema inmune y respiratorio inmaduros y están frecuentemente expuestos al medio ambiente. Varios estudios han demostrado un aumento de las infecciones respiratorias altas, neumonía, exacerbaciones de asma y EPOC en los episodios críticos de contaminación.

Dentro de las medidas generales que se recomiendan para evitar el contagio con gérmenes que provocan infecciones respiratorias agudas están el lavado de manos, evitar besos cerca de los ojos, nariz y boca; mantenerse a más de 1 metro de personas con síntomas respiratorios y evitar llevar a niños a lugares donde concurren muchas personas como por ejemplo el mall.

Una medida específica para evitar la Influenza es la vacunación, especialmente en grupos de riesgo como los menores de 6 años, adultos mayores, embarazadas y enfermos crónicos. Cabe destacar los múltiples mitos que existen con respecto a esta vacuna y aclarar que si se puede administrar si la persona está resfriada, no empeora síntomas preexistentes, no produce síntomas respiratorios tras su administración y no protege contra los resfríos.

 

Columna de opinión: Dr. José Luis Pérez Sánchez

Pediatra Especialista en Enfermedades Respiratorias

Jefe Servicio Clínico de Pediatría HBSJO

 

• Avda Dr. Guillermo Bühler 1765 Osorno.
• Teléfono 064 - 2 336200
• informacioneshbo@redsalud.gov.cl

Para correspondencia institucional:
oficinapartes.hbo@redsalud.gob.cl